La lavanda es una planta perfecta para cuidar tu piel y tu salud. En la piel, el aceite esencial de lavanda es un gran regenerador de las células cutáneas. Ideal para pieles  sensibles, con acné, o deshidratadas. Para que tu piel se beneficie de sus principios activos tiene que ser de primera presión en frío.

PROPIEDADES DEL ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

Regeneradora.- Ayuda  regenerar cualquier zona dañada por quemaduras, anomalías de la piel, acné, dermatitis, psoriasis o envejecimiento prematuro, al activar el metabolismo celular y reconstruir la piel.

Antioxidante.- Ayuda a reducir la aparición de arrugas de forma progresiva al regenerar la piel.

Antiinflamatoria.- Se utiliza para quemaduras, psoriasis, inflamaciones y heridas.

Analgésica.- reduce el dolor y la inflamación, especialmente cuando son afecciones dermatológicas, dolores musculares o contusiones.

Sedante.- Se utiliza en baños e inhalaciones para aliviar síntomas de insomnio, nervios o depresión.

Antiséptica.- Se utiliza para infecciones de todo tipo de la piel.

Potenciadora.- Potencia los efectos y propiedades de todos los aceites esenciales que le acompañan en el producto.

SUS USOS EN COSMÉTICA

En la cosmética ecológica el aceite esencial de lavanda es muy utilizada pues:

-Limpia y cura la piel sin obstruir los poros provocando una limpieza profunda y eficaz., ayudando a desinfectar, siendo ideal para personas con acné.

-Es muy calmante para cualquier tipo de piel, por lo que viene muy bien para personas con dermatitis.

-Contribuye a acelerar el proceso de regeneración celular y a mantener el tejido firme, por lo que reduce las arrugas y previene la aparición de las mismas.

Si tienes la piel sensible, deshidratada, con acné, en Biomaneras puedes encontrar una gran variedad de productos que se benefician del aceite esencial de lavanda. Además viene muy bien para la piel delicada del bebé.